Los delfines: Un tesoro natural de la Bahía de Banderas

Autor:
César Lozano
Delfines en Baha de Banderas

La sensación y experiencia de tener la oportunidad de ver un delfín nadar en su hábitat natural es algo que difícilmente se puede olvidar. Hay quienes buscan y planean sus vacaciones en lugares en los que pueda haber más posibilidades de tener estos encuentros y, la Bahía de Banderas es un lugar ideal para ello.

FlipperLa especie predominante en esta bahía es la del Delfín Nariz de Botella, misma que es la más conocida por la gente, pues a ella pertenecía el famoso delfín estrella de la televisión: Flipper. Estas criaturas son ágiles y ligeras, por lo que es un verdadero espectáculo admirar sus acrobacias y saltos de más de 3 metros mientras nadan sobre las olas creadas por los barcos y botes al pasar.

La etapa de reproducción de estos delfines es a finales de la primavera y principios del verano, por lo que no es raro ver a algún bebé jugando y nadando junto a su madre. Los avistamientos pueden ser muy variados, desde tríos y pequeños grupos en busca de alimento, hasta cientos de estos en grupo nadando y saltando ofreciendo a los observadores un espectáculo sin precedentes, sin duda alguna… ¡inolvidable!

Delfines en Puerto VallartaLa mayoría de los botes empleados para ir a tener estos encuentros son pequeños y con capacidad de no más de 10 personas. Debido a que cada día es diferente y las condiciones climáticas y marinas también lo son, las oportunidades de verlos son siempre inesperadas y sorprendentes. De cualquier forma, siempre existirá la posibilidad de avistar otras especies como manta rayas, tortugas, así como una gran variedad de aves marinas, que también, por sí solas, representan un maravilloso espectáculo.

Delfines en VallartaMientras se encuentre en el bote, su “capitán” lo instruirá en torno al comportamiento y hábitos de los delfines, cuánto viven, sus periodos de reproducción, etc. Es un hecho que usted bajará de esa lancha con conocimientos más amplios en torno a estos graciosos mamíferos marinos que cuando se suba a ella, además de que se llevará fotografías permanentes e imborrables en la memoria de esta extraordinaria experiencia.

Cuando uno tiene la oportunidad de entrar en contacto con estas simpáticas y enigmáticas criaturas, crece la necesidad de saber más sobre ellos y de transmitir a otros la importancia de cuidarlos y protegerlos. Si tiene la oportunidad de ser testigo de la fantástica interacción de esta especie en su hábitat natural, puedo asegurarle que simplemente… ¡amará a los delfines!

 

Escrito por César Lozano Díaz