Kitesurfing: Dominando el aire y el océano al mismo tiempo

Autor:
Mireille Pasos
Kitesurfing

El eterno deseo del hombre por dominar los elementos que lo rodean, ha tomado un nuevo giro dando pie al nacimiento de un deporte extremo que permite dominar las aguas y los aires al mismo tiempo, desatando en quien lo practica, grandes torrentes de adrenalina y emoción. El Kitesurfing o Kiteboarding es un apasionante deporte que consiste en surcar las olas con una tabla muy parecida a las que se utilizan para el surf, mientras se es jalado por un papalote o kite.

Kitesurfing en Puerto VallartaHaciendo uso de las velocidades que se pueden alcanzar gracias a la fuerza del viento y valiéndose de toda clase de acrobacias, los practicantes de este joven deporte remontan sobre las aguas del temperamental océano mientras dan enormes saltos con los que logran incluso llegar a los 20 metros de altura.

Las raíces de este espectacular deporte se remontan al siglo XIII, cuando los chinos utilizaban los papalotes como un método de ayuda en su transportación, empleándolos para movilizar las canoas a través del océano. Mucho tiempo después, en los años 1800, George Pocock (maestro e inventor británico) llevó esta técnica a un nivel completamente diferente, diseñando papalotes más grandes y utilizándolos para deslizar carretillas sobre tierra, logrando que el impulso del viento les permitiera sostenerse durante periodos moderadamente prolongados en el aire.

Kites de George Pocock

Durante el desarrollo de sus experimentos, Pocock logró levantar a su hija por casi 90 metros, con un kite de 10 metros de altura atado a una silla especial, viaje del cual la pequeña regresó a salvo a tierra. La importante labor de George Pocock permitió que estos papalotes lograran propulsar distintos tipos de trasporte sobre tierra, agua, hielo e incluso nieve.

 

 

Kite de despegue en el agua

En la década de los 80's, se diseñaron los primeros papalotes que podían ser elevados desde el agua, dando pie a que, ya entrados los 90's este emocionante deporte extremo viera su nacimiento y su rápido crecimiento en las costas hawaianas de Maui. Más tarde, en 1996 comenzó a practicarse en Estados Unidos y Francia, y en 1999 llegó finalmente a México. En la actualidad, el Kitesurfing puede practicarse en diversos lugares del país, como Cancún, Acapulco, Puerto Progreso y por supuesto Puerto Vallarta. Es en estos dos últimos en donde el deporte ha tomado más auge, razón por la cual se han realizado importantes competencias profesionales en estos dos destinos.

 

King of the AirCada año en octubre, se celebra en Maui, Hawaii, la competencia de Kitesurfing más importante a nivel mundial, conocida como "King of the Air", en la que participan los más experimentados representantes de este fantástico deporte, el cual al parecer está destinado a convertirse en el más espectacular del nuevo milenio. Su rápida propagación por el planeta, ha permitido que cada vez haya más adeptos, mejores equipos, y competencias más espectaculares. En "King of the Air" participan competidores provenientes de países como Italia, México, Nueva Zelanda, Bélgica, Alemania y Holanda, por mencionar algunos.

Durante sus vacaciones en Puerto Vallarta no puede dejar pasar la oportunidad de practicar este apasionante deporte, el cual sin lugar a dudas le abrirá las puertas a nuevas emociones y formas distintas de permitir que su adrenalina sea desatada. Si corre con suerte, quizás tenga incluso la oportunidad de presenciar una competencia de profesionales en las hermosas aguas de este fantástico destino turístico.

Kitesurfing en Puerto VallartaSi decide practicar un poco de Kitesurfing durante sus vacaciones, le recomendamos informarse muy bien sobre los equipos de protección y las reglas básicas para el despegue, el dominio y el descenso de los kites. La asistencia de un instructor siempre será mejor que intentarlo solo. Tome primero una lección con el equipo especializado para el aprendizaje y luego láncese a la aventura de surcar las olas y elevarse sobre los aires mientras admira al mismo tiempo la belleza del cielo y la del Pacífico Mexicano.