Pintando con los dedos: Obras de arte para llevar

Autor:
Ana Gabriela Lopez Espinosa
Pinturas con los dedos

Pintar con los dedosA finales de los años 80 y los años 90, Puerto Vallarta fue testigo del nacimiento de una innovadora técnica artística. Desde hacía tiempo, los artistas se juntaban por las tardes y las noches a lo largo del malecón para crear sus bellas obras, ya fuera con pinceles, lápices o aerosoles. Sin embargo, Jorge López Ávila, que en aquel entonces tenía alrededor de 30 años, empezó a utilizar sus dedos como herramientas para pintar. Sus pinturas cautivaban a los paseantes que quedaban anonadados ante la belleza y detalle que lograba ingeniosamente usando sus dedos y uñas. Las pinturas eran varias y hermosas: escenas de pueblitos típicos costeros, las costas de la bahía y sus atardeceres de colores de fuego o incluso imágenes de delfines nadando bajo la luz de la luna.

Pinturas con los dedosPero aquello no era todo. Estas pinturas no estaban plasmadas en lienzos… ¡si no en platos! El señor López era capaz de hacer una pintura en tan sólo 5 minutos, lo cual poco a poco le volvió una atracción en sí. No tardó mucho para que los hoteles le pidieran que les visitara por las tardes para vender sus pinturas al lado de las albercas, donde atraía a vacacionistas y a locales por igual.

Pinturas con los dedosPoco después, el Señor López impartió sus conocimientos de la técnica a sus familiares y amigos más cercanos, proveyéndoles no sólo de una herramienta para mantenerse, sino también de un camino de expresión artística para dar a conocer a México al mundo.

Pinturas con los dedosActualmente, sus familiares siguen el legado de las pinturas con dedos a lo largo del país, pero Jorge López Ávila sigue en Puerto Vallarta como uno de los artistas más reconocidos de la región. Sus técnicas han avanzado y evolucionado, pues usan lozas de cerámica para sus pinturas, adicionalmente a los platos y ceniceros. La cerámica es un material excelente para plasmar y difuminar el óleo.

Pinturas con los dedosLuis Gerardo López, sobrino del señor Jorge López, ha llevado la técnica a su máximo nivel artístico, incluso de manera profesional e internacional, exportando sus pinturas al extranjero. Pintar con los dedos pasó de ser una actividad infantil a toda una expresión artística.

Pinturas con los dedosCuando visite Puerto Vallarta no pierda la oportunidad de dar una vuelta por el malecón por las tardes, pues seguramente encontrará a alguno de los artistas a los que el señor López ha inculcado su técnico, o incluso al mismísimo artista original.