Un Día en Melaque

Autor:
Juan Pablo Pinzón
Un día en Melaque

Un día en MelaqueEn Costalegre todo es descanso y relajación. El rincón conocido como la "capital" de esta zona turística entre Manzanillo y Puerto Vallarta, es junto con Barra de Navidad, un pequeño poblado llamado Melaque. Este lugar, concurrido desde hace muchos años por los viajeros mexicanos, ha aumentado paulatinamente su popularidad también entre los extranjeros.

Un día en MelaqueMelaque es un típico pueblo Mexicano a orillas de la playa, donde el mar y el sol se entrelazan frente al Océano Pacífico, en una de las bahías más hermosas de México: la Bahía de Navidad. Aquí los niños juegan tranquilamente en las olas mientras la atmósfera irradia tranquilidad. En este lugar coinciden los ingredientes perfectos para unas vacaciones que permiten desintoxicarse de las aglomeraciones, la prisa y la tensión de las grandes ciudades. En Melaque, como en gran parte de México, los días son tranquilos y pausados, parecen transcurrir en cámara lenta, y no se conoce el estrés.

Un día en MelaqueLa playa de Melaque es ideal para nadar y practicar deportes acuáticos como la pesca, el buceo y el veleo. Con un ambiente totalmente tranquilo y familiar, sus costas ofrecen un escenario propicio para descansar y distenderse.

Tras despertar con el Océano Pacífico en el horizonte y desayunar en alguna de las frescas palapas de la playa, puede comenzar su día recorriendo el poblado, saludando a los amables lugareños y quizá escuchando alguna de sus historias. Tal vez quiera dedicar unos minutos simplemente a contemplar la inmensidad de la belleza natural y a disfrutar un momento de silencio y paz. Con certeza, esto le permitirá vivir con mayor entusiasmo y alegría su día.

Un día en MelaqueAlgunas horas después, llegada la hora de comer, prepárese para disfrutar los suculentos pescados y mariscos de la costa. Melaque ofrece pintorescos restaurantes que sirven especialmente mariscos y pescados recién sacados del mar. La mayoría de estos pequeños establecimientos están ubicados en la playa y tienen la típica forma de una palapa, por lo que son muy frescos y agradables. En ellos se puede disfrutar una abundante y deliciosa comida a precios sorprendentemente accesibles, dentro de una atmósfera auténticamente tropical y familiar.

Un día en MelaqueDe beber no olvide pedir un refrescante vaso de "Tuba", la bebida típica de la región, elaborada con la savia de los racimos de coco de las palmeras. En algunos lugares podrá encontrar esta bebida mezclada con fruta picada, ya sea cacahuate, almendras, manzana, pepino o jamaica. Fría y bajo la sombra de una palapa frente al mar, la Tuba es una de las más tradicionales y deliciosas maneras de sofocar el calor.

Un día en MelaqueDespués de comer, conozca o reencuéntrese con la siesta Mexicana. Treinta minutos de descanso recostado en una hamaca bajo la sombra de una palmera, o en su habitación. Esto es casi el paraíso.

Un día en MelaquePor la tarde, cuando el sol ha empezado a ponerse, puede salir a recorrer las callecitas del poblado, visitar alguna de sus numerosas opciones de compras y adquirir los productos que con tanta creatividad y cariño elaboran o comercializan los lugareños. Melaque cuenta con excelentes tiendas de artesanías, ropa y souvenirs, por lo que, cuando se encuentre de vacaciones en Costalegre, la visita a este lugar, aún si es simplemente para ir de shopping, resulta sumamente gratificante. En cualquiera de sus numerosas calles peatonales encontrará todo tipo de artículos que puede adquirir por precios verdaderamente insignificantes, incluyendo objetos de piel, joyas, ropa de manta, cuadros, cerámica, velas y hasta postres típicos.

Melaque se acerca mucho a la definición de "vida" que todos añoramos. En este lugar es muy fácil descubrir el arte de vivir, la belleza de la vida. Al final del día se dará cuenta de que en Melaque, cada paso y cada momento suceden cuidadosamente, con esmero, dedicación y alegría. En Melaque, el simple hecho de vivir es una arte, la vida misma es una artesanía.